La cultura del placer: una mirada al orgasmo femenino

La cultura del placer: una mirada al orgasmo femenino

Dentro de toda interacción íntima, el momento más esperado tanto por hombres como mujeres es alcanzar el anhelado orgasmo, aquel punto culminante o de mayor excitación en las zonas erógenas o sexuales.

De acuerdo al sitio especializado Medical News Today, el orgasmo es ampliamente considerado como la cúspide de la excitación sexual. “Es un sentimiento poderoso de placer físico que incluye una descarga de tensión erótica acumulada”, indicaron.

Si bien es una sensación que todos aspiran experimentar a la hora de buscar placer sexual, lo cierto es que no todas las mujeres son capaces de llegar al orgasmo en cada encuentro íntimo.

En el marco del Día Internacional del Orgasmo Femenino, celebrado el pasado 8 de agosto, a continuación te contamos más sobre el orgasmo en las mujeres y los motivos más comunes por los que ellas no alcanzan el clímax.

El orgasmo femenino 

Según la Clínica Mayo, un orgasmo es una sensación intensa de placer físico y liberación de tensión, acompañada de contracciones rítmicas e involuntarias de los músculos del suelo pélvico.

“Pero no siempre se ve ni suena como en las películas. La forma en que se siente un orgasmo varía de una mujer a otra y, en la misma persona, puede diferir de un orgasmo a otro”, declaró la organización.

Además, agregaron que las mujeres experimentan este éxtasis con diferentes intensidades y que varían en la frecuencia de sus orgasmos y en la cantidad de estimulación necesaria para alcanzar uno.

Beneficios del orgasmo femenino 

Según varios expertos médicos en el área , el orgasmo femenino genera una serie de beneficios para las mujeres.

Entre ellos, destaca el hecho de que provoca un mejor flujo de sangre, lo que ayuda a mantener el tejido sano.

Además, mejora el estado de ánimo, ya que el éxtasis libera dopamina y oxitocina, hormonas que mejoran el bienestar.

También es un analgésico natural, ya que los orgasmos pueden ayudar a aliviar ciertos dolores y molestias, como las migrañas y los calambres menstruales.

Finalmente, se considera una forma de “hacer ejercicio”, ya que aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la frecuencia respiratoria, libera endorfinas y quema calorías.

Mitos en torno al orgasmo femenino 

los mitos y creencias falsas en torno al orgasmo femenino. La Jefa de Ventas de la tienda de juguetes para adultos Starsex, Jazmín Sepúlveda, señala que durante mucho tiempo el placer femenino fue silenciado y subvalorado. Asimismo, en una sociedad falocentrista como la nuestra, solo se valoraba el placer, orgasmo y eyaculación masculina en el sexo, incluso en las películas pornográficas.

Existen muchos mitos en torno al orgasmo femenino, como creer que solo se consigue mediante la penetración, cuando en realidad se puede lograr de muchas formas, incluso sin contacto físico. Otro mito es pensar que las mujeres son menos sexuales y no les importa tener orgasmos. También se cree que a las mujeres les cuesta más llegar al orgasmo que a los hombres, lo cual es falso y se debe a una cuestión cultural y de educación sexual.

Jazmín Sepúlveda destaca que el orgasmo es una experiencia humana totalmente personal que puede conseguirse de muchas formas, no solo a través de la estimulación de los genitales sino también de distintas partes del cuerpo. En este sentido, aclaró que todo el cuerpo es una zona erógena y que el clítoris femenino tiene más terminaciones nerviosas que el pene, por lo que es un órgano diseñado para dar placer.

Por qué las mujeres no alcanzan el orgasmo 

En cuanto a este tema, la representante de Starsex comentó que existen cuatro motivos principales por los cuales las mujeres consideradas saludables, es decir, que no presentan problemas de salud sexual, no logran alcanzar el clímax.

  • Falta o nula educación sexual integral: como en todas partes, lo que no permite que las mujeres se informen de manera correcta sobre sexualidad y, por ejemplo, no sepan la importancia de masturbarse como acto de amor y forma de autoconocimiento.
  • Parejas sin educación sexual: que presionan a las mujeres a realizar prácticas sexuales que no les parecen placenteras, y que sólo son ejecutadas para complacer al otro.
  • La cultura de estar eternamente complaciendo a la pareja: ya que supuestamente es lo que hay que hacer como muestra de afecto, independiente del propio placer de la mujer.
  • La idea de que la mujer debe esperar a que el hombre tome la iniciativa: de lo contrario, no es correcto o será considerada “promiscua”, lo que genera que la sola idea de empoderarse de la sexualidad, aceptarse como uno es, conocerse, sea una mera ilusión.

“¿Cómo se puede tener orgasmos más placenteros?”

Según la sexóloga y terapeuta de pareja, Ana Blázquez, una buena estrategia es enfocarse en disfrutar y estar presente. “A veces parece algo simple, pero no es nada sencillo. Muchas veces estamos pensando en cómo tener un orgasmo, si llegaremos o no, si será intenso, primero mi pareja y luego yo… Demasiado pensamiento para algo tan sencillo y placentero como el sexo. Se nos olvida lo fundamental en la sexualidad: dejarnos llevar, jugar y disfrutar”, afirmó.

Otro punto igual de importante, señala la experta, es el autoconocimiento. “La gestión adecuada de la excitación, a través de la estimulación de nuestras zonas erógenas o el uso de fantasías, nos permitirá disfrutar de un maravilloso encuentro sexual. De esta manera, saber cómo y cuándo estimular nuestro cuerpo y en el caso de las mujeres, nuestro clítoris, es fundamental para dejarnos llevar”, añadió.

Por su parte, la sexóloga Nayara Malnero recomienda tener en cuenta que el secreto del orgasmo femenino reside en el clítoris. “La mayoría de las mujeres sigue buscando su placer a nivel vaginal con la penetración, cuando está ampliamente demostrado que la vagina tiene pocas terminaciones nerviosas”, dijo. Mientras, expertos de la marca sueca de bienestar sexual y juguetes eróticos de lujo Lelo aseguran que “también es posible lograrlo a través de la estimulación de otras zonas erógenas. Entre ellas, destacan los pezones”.

Desde Starsex recomiendan buscar fuentes confiables y fidedignas que hablen sobre educación sexual, evitando conseguir datos o tips de películas pornográficas que no son documentales, sino que son fantasía y ficción, produciendo muchas veces expectativas irrealistas sobre el encuentro sexual.

“Es importante trabajar en nuestro imaginario erótico, ya que la mente es lo primero que debe ser estimulado, mucho antes que nuestro cuerpo, pero para eso es importante que estemos libres de estereotipos, prejuicios y mitos falsos en torno a nuestra sexualidad”, declaró Jazmín Sepúlveda.

Por último, la vocera mencionó que también “nos podemos apoyar en juguetes sexuales y cosmética sensual, que son productos íntimos que nos ayudan a despertar nuestros sentidos, a renovar las sensaciones en el sexo y, lo que es mejor, a descubrir y/o redescubrir nuestros cuerpos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *